Viajes. Marrakesh

Mi viaje a Marrakesh fue un salto para mí. Necesité coraje. Era mi primer viaje fotográfico en grupo. Lo hacía con @expedicionpolar, que os recomiendo para cuando los reinicien, con una pandemia controlada. @dealvarosanz , fotógrafo reconocido de viajes , naturaleza y de lo que le echen, era el profe y nuestro guía. Alvaro es de terreno, de hacernos probar, perdernos en el camino si ves una foto, un click que lo merece… Es pura adrenalina buscando fotos y nos la contagia. Es imposible no sumarte.

Para mi viajar, es algo cómodo, pues como sagitariana tanto profesional como personalmente he recorrido medio mundo, pero yo y una cámara de verdad ( nada de iphone)…… eso era la primera vez. Quería aprender porque intuía que de mi mirada sensible podían salir cosas bonitas. Si hay algo que me chifla son las imágenes bonitas. Me reconozco en buscar siempre esa imagen, color, movimiento, rostro que me capta en lo cotidiano y en lo más aventurero como este viaje.

No tenía ni idea de Isos, velocidad, luz, raw, nada de nada. Y mis compañeros, todos habían ya trabajado con cámara. Me sentía rara en el contexto pero Alvaro te lo pone muy fácil. Da igual de donde partas, él tiene su forma para que cada uno avance a su modo. Para él de hecho, todos éramos nuevos, y cuando nos explicaba cualquier cosa, nos decía » da igual si estáis entendiendo esto o no y os suena a chino esto de la Iso, velocidad, como era? qué dijo? Da igual». El te enseña a fundirte con la cámara y ser buscador de imágenes. Y vamos si lo consigue…

Nunca olvidaré la adrenalina de un día que nos soltó por el interior del mercado principal de Marrakesh (abarrotado de gente) y nos dijo: » venga ahora vosotros, libres, correr, buscar, observar, y si ves algo, detente y si ves a alguien también, lleva la cámara a casi la altura de los ojos, justo para ser rápido cuando lo veas, disfruta y disfrútate . Todo esta bien, no busquéis la imagen perfecta pues perderéis el momento, ir a por el momento, donde tus ojos, te dijeron ahí».

Bufff qué miedo cuando dijo esto, El se puso al principio y todos detrás pero a distancia, al principio nos veíamos pero después hubo un momento que los perdías, cada uno iba a su captura. Yo que me pierdo siempre, y tengo 0 sentido de la orientación, sentí miedo a no encontrarlos pero no sé como, dije: » Venga Sandra, confía y disfruta, ya los encontraré..» Y ahí vino mi momento, el que siempre recordaré…..

Eran como las 17h, el mercado tiene una especie de tejado, que hace un juego de luz y sombras impresionante, a cada lugar, a cada paso, una luz distinta, y esa hora es mágica… ya con eso, te quedarías en un punto y podrías capturar cien imágenes, pero seguías, y a cada paso, nuevos colores, telas, luces, sombras.. todo tipo de personas y mil y una telas…. Si pudiera ir ahora…. Entonces amaba las telas a nivel estético pero ahora las amo también desde el tacto, la creación y el sentir…..

Qué ganas de volver…. Es un lugar que creo que recuerdas siempre. Se te queda o a mí se me quedó dentro….

En algunos lugares, te cruzabas con un compañero y veías la imagen que trataba de capturar, era bonita, lo veías…..y me hacía respirar rollo » bueno no estoy perdida, menos mal».

Otra cosa que me fascinaba, era la forma de vestir de su gente. Y en contraste con las paredes llenas de mosaicos y colores distintos era tan bonito…… Muchas veces pienso que en países con menos recursos, es increíble el color que emana de todos lados. Sus vestidos, sus paradas, sus objetos, la entrada a un edificio, sus especies, miles y miles de contrastes enormemente bellos.

Por qué nosotros no tenemos incorporado la belleza del color? Si te fijas, somos muy aburridos en eso…. Nos cuesta. Nos sentimos observados? Marrakesh e Italia me enseñaron a incorporar sin miedo el color, en todo y estoy súper agradecida. Filla de Zoe, debe parte de su inspiración y semilla a estos 2 lugares…

Cuando llegaba al mercado de especies o de frutas y verduras…. otra vez el impacto visual me detenía….. Había veces que capturaba pero otras sólo observaba…… que se quedará en mi la sensación, para un día como hoy, recordarla.

 

Esta es la vista desde arriba, de una cafetería donde podías ver todas las paradas…. Allí nos encontramos varios de nosotros y nos paramos a tomar un té marroquí…. bien de menta y azúcar, lo toman así.. 😉

Mires donde mires, yo me quedo atrapada….Ahora con Filla de Zoe, es el primer lugar al que iría. Una sola parada de especias, es pura inspiración a tu creatividad.

Recomendación; un lugar que no os debéis perder, el Museo de Fotografía de Marrakesh……. Es precioso y encima tiene una terraza donde puedes comer y la comida es excelente…. Nos pusieron a todos en esa terraza y yo me recuerdo feliz. Y les recuerdo a todos! Hoy sé de ellos por instagram, y tengo de todos un recuerdo tan bello. Nos lo pasamos muy bien. No es sólo un viaje fotográfico es también compartir una pasión y reirte mucho. Te vas a reir. Mil gracias desde aquí a todos mis compañeros a Alvaro, Mónica y Alma que era un bebé… Recuerdo todo con gran cariño.

Y por último sos dejo con 2 imágenes que me encantan porque las hice con la cámara, un día que Alvaro nos hizo despertar pronto y a las 6 am ya estábamos en el mercado para ver como empezaba el día, la actividad…. y sobretodo la luz, que él ya sabía existía a esa hora.

Durante media hora o más estuvimos solos recorriendo los mismos lugares vacíos y con otra magia, otra luz….Saqué esta foto

 

Y por último os dejo una , que no tengo ni idea cómo la saqué pero que me encanta y jamás me hubiera sentido capaz antes de este viaje.

Quizás la ilusión y no dejar de intentar cosas nuevas, aún no sepas, es la clave….

 

Este fue un pedazo de mi viaje, un lugar al que tengo pendiente volver, un lugar que os recomiendo para llenaros y nutriros de creatividad, inspiración y pasión.

Gracias Alvaro. Mónica, @expedición polar y todos mis compañeros. Y gracias a ti, Marrakesh!

Con amor, Zoe

Marrakesh 2014

Pd: Todas las fotos son mías, en pleno descubrimiento de nuevas partes de mí.