La luz del Otoño

Haciendo esta colección he descubierto algo nuevo en mí. Yo, tan de ciudad y de isla en verano. Amante de mar y paisajes de casas blancas, buganvillia, barcas de pescadores, azules y verdes y arena dorada en mis pies. Mi estación preferida.

Y me doy  cuenta de que nunca entendí u observé de verdad , El Otoño. No valoraba esta estación porque para mí era el fin del verano que no quería acabase jamás. En el 2017, en Italia, me empecé a fijar en su luz. Estaba rodeada de naturaleza y quizás fue esa la razón. Mi querida María de la Masseria Potenti en Puglia, siempre me decía que era su estación preferida, y realmente hacia unas decoraciones espectaculares sólo con la naturaleza o comida como materia prima. Creo que ella ya sabía que el resto lo haría la luz, al caer….

De algún modo, me he dado cuenta que el Otoño, es amar la naturaleza, es más salvaje, pero su luz más tenue, haciendo que tu mirada se quede atrapada en mil colores y contraluces. Soy consciente también que gracias a mi recorrido vital , ahora puedo apreciar o ver lo que antes no veía. 

Creía , y en ese momento, seguramente lo hubiera podido hacer ,que si fuera por mí, que fuera verano todo el año. Así como pensaba que viviendo en la India sería feliz.

Tengo los huesos delgados, no mucha carne corporal y me enfrío enseguida. Mi pareja, es delgado, pero tiene una temperatura calentita que ya quisiera para mí. Por eso , por las noches, me arrimo bien a él. 

El año pasado ( 2019) fue para mí , el que cambió todo. Mi ser y mi mirada hacia una infinidad de cosas. Me apunté a un ciclo de mujeres de un año , facilitado por la terapeuta y mujer medicina, Montse Guardiola. Montse, vive en el Montseny, en plena naturaleza, y los ciclos eran allí.

Como tenía tantas ganas de hacer el ciclo, y mi alma , perdida en aquel momento, lo necesitaba tanto, hice el corazón fuerte y fui. El primero fue en Febrero, un frío……. Dentro estábamos bien con mantas y el propio circulo de mujeres es tan profundo, que te olvidas del tiempo y la temperatura casi.

En un momento de pausa, Montse nos dijo; «ahora nos vamos al fuego sagrado. A cantar al fuego, nuestros rezos» Mi primera vez.. No sabía nada de nada. Sabía prender fuego para tener agua caliente gracias a un verano que pasé en plena naturaleza en Argentina, y pocos recursos. Pero » fuego sagrado»? El propio nombre imponía. Montse de nuevo » ir abrigadas que vamos a estar unas horas…»

Y así fue, Hay todo un ritual precioso entorno al fuego, Montse, abría direcciones:  Norte, este, sur, oeste, y en cada dirección distintas hierbas medicinales. Prendíamos el fuego, honrándolo , cantando , observándolo de a poco crecer y cuando ya estaba fuerte, cada una se levantaba a su ritmo, tomaba su rezo ( intención ) , lo mezclaba con algunas hojitas secas  ( rosas, tabaco, lavanda,romero, salvia) , y en silencio o nombrándolo  lo entregaba a la sabiduría del fuego. 

Quizás a este punto, te parece muy raro lo que te estoy contando, pero en todo ritual femenino, círculo de mujeres , si es en exterior , habrá un fuego sagrado y te puedo decir, que yo, ajena en ese momento a todo este mundo, me pareció. Realmente ves y sientes su poder así como el femenino unido. 

Esperábamos juntas a que se apagará y volvíamos a casa. Es cansado y mágico a la vez. Medicina. Canto a la vida, y a la naturaleza entera, y así te sientes parte de ella. La ciudad me separaba, pero una vez allí era imposible no sentir su magnitud , presencia, poder. 

Me sentía muy unida a  ella.

Y he cambiado. Ese ciclo fue quizás descubrimiento y semilla. Y crear, por primera vez en mi vida, yo mujer deseosa de verano, una colección de Otoño, sintiendo la estación en mi piel , la tierra, sus infinitos colores, la luz, las sensaciones que de forma natural te pide el cuerpo ( recogimiento, calor, silencio, lectura, manta, suavidad, pies calientes..) me siento como enamorada de ella y agradecida de lo que me ha hecho sentir..

A diferencia de lo que hace el mundo de la moda; crear verano en Invierno, y Invierno en Verano, para que haya tiempo de hacer toda la cadena ( diseño, producción, venta MKT) yo decidí crear en Otoño. Por qué, porque necesitaba sentir en mí primero lo que quería que vosotras sintierais en  vuestra piel. Y en verano necesitaba descansar, bañarme en el mar todo lo que pude, sentir el sol en mi piel, ligereza, juego y descanso…. Descanso también para regenerarme y crear. Y así a la vuelta y de a poco, descansada, bañada de sal, abrí un primer documento » Colección Otoño Filla de Zoe 21″ . Puse un par de fotos que me vinieron y ahí lo dejé. He aprendido que crear es un proceso sin tiempos, más que los tiempos de tu cuerpo, y que necesita maceración. No es amante de los deadlines ni cadenas de producción. Pero claro el mundo está montado como ya sabemos, un poco al revés..

Pero la naturaleza no, y tampoco sus ciclos y crear dejándome sentir en ellos, ha sido precioso, estoy feliz, y he creado feliz para vosotras, lo he disfrutado, y poco a poco y con mucho amor y tazas de café o cúrcuma todo iba saliendo, natural….Los colores, los tejidos y así mis ideas brotaban. Nunca había hecho «una colección» , es decir , ya sabéis mi proyecto es bebe todavía , y en verano tenía 3 modelos de Kimonos y me concentré en seleccionar estampados bonitos.. que os gustaron…..

Pero ahora siento he creado, no sé explicarlo, algo que tiene cuerpo, forma, color y sentir. El mío y el del Otoño. Y espero todo esto os llegue a vosotras que sin duda es mi mayor deseo.

Con amor, Zoé